Noticias Grupo PROA

Apoyo a la democracia en América Latina sigue bajando

Apoyo a la democracia en América Latina sigue bajando

Latinobarómetro publicó recientemente su reporte 2016 en el que se refleja que “sin guerras, América Latina acusa violencia, corrupción y la desigualdad como los fenómenos mas potentes que retienen a la democracia”.

República Dominicana el país más feliz.

Internet sigue ocupando espacios de interés de los medios tradicionales.

Latinobarómetro es un estudio de opinión pública que aplica anualmente alrededor de 20.000 entrevistas en 18 países de América Latina representando a más de 600 millones de habitantes.

Entre algunos aspectos a destacar del reporte de este año está que 54% de la población entrevistada en la región dice apoyar la democracia, algunos países experimentaron un descenso en dicho apoyo y –entre ellos- se ubica la República Dominicama, país que mostró una disminución de 3 puntos, mientras que el aumento más significativo se observó en Paraguay con 11 puntos por encima de lo recogido en 2015, llegando a 55%. Venezuela es el país donde más se apoya la democracia, seguido por Argentina, Uruguay, Ecuador y Bolivia.

 

 

La organización analizó lo que llamó la “democracia churchilliana” un indicador diseñado a partir de la frase del ex Primer Ministro británico Winston Churchill “la democracia es el peor sistema, excepto por todos los otros”.

Tal y como indican los resultados, la diferencia entre el indicador llamado “churchiliano” y el indicador de apoyo es evidente: 75% de los latinoamericanos coinciden con que la democracia, a pesar de los problemas, es el mejor sistema de gobierno.

De hecho, seis países están por encima de este promedio regional: Argentina, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Nicaragua y Ecuador.

 

 

¿Y las leyes?

La región verifica un aumento sustantivo en el indicador de que hay que obedecer las leyes (incrementándose del 54% en 1998 al 65% en 2016), siendo Brasil y República Dominicana  las naciones que encabezan la lista. El informe dicta en ese sentido “la instalación de los estados de derecho ha producido un impacto positivo, aunque el cambio ha sido muy lento, en la convicción de que existen obligaciones del ciudadano, que consisten en obedecer las leyes”.

 

 

Sin embargo, cuando se planteó la pregunta en la que los entrevistados ponderan si acaso vale la pena tolerar la corrupción a cambio de que los gobiernos logren solucionar los problemas del país el 65% en República Dominicana está de acuerdo en pagar el precio de la corrupción a cambio de soluciones, mientras que apenas el 17% de los chilenos está de acuerdo con lo mismo, en una diferencia de casi 50 puntos porcentuales. De hecho, la respuesta mayoritaria regional es “no”: el 39% está de acuerdo y el 54% en desacuerdo.

Gobiernos que pasan el examen

Catorce países de la región tienen una aprobación menor al 50%. La excepción la encabeza República Dominicana, seguida de Nicaragua, Guatemala y Bolivia.

El piso de este indicador se ubica en Perú (19%), donde se registra el porcentaje de salida del presidente Ollanta Humala, que entregó la presidencia a Pedro Pablo Kuczynski, Venezuela (20%), Brasil (22%), México (25%), Chile (28%) y Paraguay (29%).

 

República Dominicana: El más feliz

El estudio también mide cuán satisfechos están los ciudadanos y por lo visto nuestra región se considera feliz. Si bien el informe exhibe una extensa lista de problemas y urgencias sociales, políticas, económicas, ninguna de ellas amedrenta la satisfacción de vida que sienten los habitantes de la región.

El país más feliz es República Dominicana con 88%, seguido de Costa Rica, Panamá y Colombia. La organización concluye “en otras palabras, no parece haber hecho alguno que haga perder la satisfacción de vida a los habitantes de la región”.

 

 

Por otro lado, también mostrando a República Dominicana en el tope, se encuentra el indicador de progreso. De todos los países entrevistados, solo dos muestran que más de la mitad de sus ciudadanos perciben que el país está progresando: República Dominicana y Nicaragua, con el 58% y el 53%, respectivamente. Le siguen Bolivia con un 46%. El resto de los países está por debajo de un tercio de personas que señala que el país está progresando.

 

 

Internet sigue avanzando

Por último y con respecto a las vías usadas para informarse, el estudio refleja un evidente retroceso de los medios tradicionales como la radio y los diarios; y un incremento sostenido de Internet como fuente de información política. Más aún, el uso de Internet como medio para informarse de los asuntos políticos es el único que mantiene una tendencia al alza desde 2008, cuando 12% de los latinoamericanos decía informarse por este medio. En 2016 esa cifra casi se ha duplicado, llegando al 21%.

 

De las redes sociales, Facebook es la más usada en la región. En 12 de los 18 países latinoamericanos sobre el 50% de los ciudadanos usa esta red.

 

Cabe destacar que el perfil de edad y educación de las redes es indicador de la brecha digital. En el caso de Facebook, mientras sólo el 26% de quienes tienen educación básica usan las redes, entre quienes cuentan con educación superior es el 76%, tres veces más. En el caso de YouTube la brecha es aún mayor, del 9% entre quienes tienen menos educación al 52% entre quienes tienen más, quintuplicando a los primeros. Por otra parte, en cuanto al uso por generación mientras el 75% de los jóvenes dicen usar Facebook, en los de la tercera edad es solo el 13%.

 

 

Corporación Latinobarómetro es una ONG sin fines de lucro con sede en Santiago de Chile, única responsable de la producción y publicación de los datos.

La Corporación Latinobarómetro investiga el desarrollo de la democracia, la economía y la sociedad en su conjunto, usando indicadores de opinión pública que miden actitudes, valores y comportamientos. Los resultados son utilizados por los actores socio políticos de la región, actores internacionales, gubernamentales y medios de comunicación.

Más información en http://www.latinobarometro.org/