Noticias Grupo PROA

¡No te pelees con Instagram

¡No te pelees con Instagram!

Instagram es una de las redes sociales más populares del momento. Si aún lo dudas, las cifras hablan por sí solas. Los usuarios de esta plataforma ya llegaron al millón y siguen aumentando. Si lo piensas, son muy pocas las personas que no tienen un perfil en esta red; y la verdad es que no hay quién se resista a ella cuando sus actualizaciones cada vez son mejores y tan seguidas.

Instagram no es una simple red social para publicar fotos. El mercado la ha convertido en un altavoz estratégico que te permite llegar a las más complicadas audiencias. Cuando implementas sus prácticas –adecuadamente- puedes acelerar el proceso a favor de tu marca; pero, si ignoramos ciertos aspectos podemos dejar de ser un perfil atractivo para nuestros seguidores y “meter la pata’’ por completo. Cuando esto ocurre, los usuarios pierden el interés y esto, sin duda, es perjudicial para nuestra experiencia en la plataforma.

Evita a como dé lugar estos 7 errores y triunfarás en la red:

  1. No compres seguidores

Es cierto que invertir en una mayor cantidad de seguidores puede inflar las cifras del perfil muy rápido. Evidentemente, es mucho más sencillo hacerlo de esta forma. Sin embargo, ese nuevo número de seguidores falsos no aportará valor alguno. No pierdas dinero, ni tiempo ya que no generará los resultados que esperas.

  1. No te coloques un nombre de usuario raro

Te da un valor adicional ser creativo en esta red, pero no excedas los límites. Elige un nombre de usuario que sea fácil de encontrar y recordar, esto es fundamental para ser reconocible. Por ahora, la herramienta de búsqueda de Instagram no encabeza la lista de las mejores; entonces, mientras la plataforma trabaja en eso opta por utilizar nombres lo menos rebuscados posible antes de incluir números y símbolos. Además, ni siquiera lucen bien.

  1. No tengas tu perfil privado

O hazlo, en caso de que sea una cuenta personal y la quieras mantener alejada de los desconocidos. Del resto, tu cuenta no debería tener ese candado. Es cuestión de lógica, si quieres ser conocido, llegar a más gente y ganar más seguidores en tu perfil, este no debería contar con esa opción de privacidad. No te ayudará a conseguir tu objetivo. Por el contrario, será una barrera que muchos preferirán pasar de largo.

 

  1. ¿Observador pasivo? ¡Ni lo sueñes!

Si tu meta es crecer en esta red social, ser un observador pasivo no se encuentra en la lista de los aliados. Es necesario seguir cuentas, dar likes, comentar las publicaciones y dar oportunidad al feedback. Si no promueves la interacción, los demás usuarios no percibirán tu existencia.

  1. Cuidado con los hashtags

Las etiquetas son súper útiles si las sabemos utilizar. Estas ayudan a clasificar el contenido y facilitan la búsqueda de los intereses. Si abusamos de estas almohadillas como, por ejemplo, #aburrida, #tengohambre, #necesitovacaciones, entre otras, tu contenido jamás podrá ser encontrado; pues la gente no busca esa clase de hashtags. Prueba con etiquetas que tú mismo buscarías.

  1. No sigas y luego dejes de seguir

Seguir a una persona para que te siga de vuelta y luego dejarlo de seguir, no habla muy bien de nosotros. No obstante, esto es una práctica bastante común para aumentar el ratio de seguidores/seguidos. Recuerda que Instagram no se trata de un concurso de popularidad, así que no te recomendamos hacer esto. Sigue las cuentas que realmente sean de tu interés e intenta crear una relación con ellas.

  1. Dile ¡no! al contenido de golpe

Una subida masiva de publicaciones en pocos minutos resulta demasiado abrumador e intenso para los ojos de los usuarios. Una mejor opción es alternar el contenido y los días de publicación. De esta forma, evitamos saturar a nuestros seguidores y el algoritmo de Instagram no restará prioridad a nuestras fotos o videos en el feed de los que nos siguen.