Noticias Grupo PROA

Internet va con todo ante la publicidad política

Internet va con todo ante la publicidad política

Diferentes firmas tecnológicas se enfrentan a una gran presión y dilema para que dejen de realizar anuncios políticos con afirmaciones falsas o engañosas, especialmente, luego de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

Desde ya las diferentes redes sociales y plataformas de Internet se encuentran tomando medidas drásticas para eliminar por completo los anuncios políticos.

 

Otras como Facebook han creado para los políticos un programa de verificación de hechos a terceros. Esta política ha sido atacada por los reguladores y legisladores ya que podría difundir información errónea y causar la ocultación de votantes.

 

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, ha defendido la postura de la empresa, indicando que no quiere sofocar el discurso político a lo que señala que esta red social considera diferentes formas para “refinar la política”.

 

Por su parte, Twitter ha prohibido los anuncios políticos que hagan referencia a un candidato, partido o elecciones. “Creemos que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse”, señalo Jack Dorsey, CEO de Twitter en un comunicado de prensa.

 

Y, por último, el gigante Google comunicó que limitaría el público objetivo de los anuncios electorales por edad, género y ubicación general a nivel de código postal.

 

Este cambio significará que los anunciantes políticos ya no podrán dirigir sus anuncios utilizando datos como registros de votantes públicos o afiliaciones políticas, entre otros.

 

Además de estos líderes del mundo 2.0, otras redes sociales como Twitch, TikTok, Youtube, LinkedIN y Pinterest han creado filtros para limitar este tipo de anuncios.

 

En esta nueva era “tecnológica”, los políticos comienzan a sufrir las consecuencias de un mal manejo de sus pautas y anuncios teledirigidos a diferentes sectores.

 

Queda en sus manos replantear las estrategias para llegar de manera correcta y directa a los votantes en Internet y ganar su preferencia.