Noticias Grupo PROA

¿Hay guerra por el streaming en el mundo?

¿Hay guerra por el streaming en el mundo?

Muchos dicen que se acerca la tercera guerra mundial, pero en algún momento hemos pensado que puede ser tecnológica. Suena una locura, pero en el mundo de las comunicaciones y, en particular, del streaming la cosa va en serio.

Hace unos días salió Disney+ una nueva plataforma de suscripción que alcanzó su boom desde el día 1.  Datos de la empresa del ratón señalan que en su primer día lograron más de 10 millones de suscriptores, ¡ASOMBROSO!

 

Ahora bien, ¿podrá Disney llegar y pasar en números al gigante Netflix y enterrar a otros medios streaming de mayor valor como Directv, Sling, Fubo, entre otros?

 

Eso está por verse, sin embargo, los números y el efecto hacen temer que pudiera ocurrir en un futuro muy cercano.

 

Datos del portal Merca2.0 estiman que en la actualidad Netflix cuenta con más de 627.94 millones de suscriptores, un número que parece inalcanzables, pero… aquí viene el dato, esta cifra es luego de más de cinco años de trabajo, mientras que Disney+ en dos días ha llegado a los 10 millones.

 

Otro dato alarmante para Netflix es el valor de su marca en la bolsa. Su marca ha caído en el índice NYSE, mientras que Disney ganó un 7,66% en tan solo un día.

 

Otros datos a considerar:

 

El 22% de los suscriptores norteamericanos cancelarían sus suscripciones a Netflix una vez que sean removidos los contenidos del Universo Cinematográfico de Marvel.

 

El 20% dejaría la plataforma por no tener las películas y shows de Disney.

 

Cuando la serie The Office, que se irá a Peacock en 2021, salga de Netflix un 14% de sus suscriptores en Estados Unidos dejarían la plataforma. Mientras que otro 11% piensa cancelar su suscripción cuando la serie Friends deje la plataforma de streaming.

 

Al final, un 32 por ciento de suscriptores norteamericanos de Netflix estarían dispuesto a cancelar el servicio con la eliminación de ciertos contenidos.

 

Los números están sobre la mesa, queda esperar la evolución de Disney y determinar en que porcentaje afectará a Netflix, sin descuidar al resto de streaming de mayor y menor rango en el mundo que pudieran ser completamente desplazados.

 

¿Tendrá Netflix un as bajo la manga o se rendirá ante la magia de Disney?